domingo, octubre 21, 2018
Home > Comisión de Educación > La prevención como herramienta fundamental para combatir la violencia en la educación

La prevención como herramienta fundamental para combatir la violencia en la educación

La Comisión de Educación, de la Asamblea Nacional, sigue en el proceso de revisión del articulado de lo que será el informe para primer debate del proyecto de reformas a la Ley Orgánica de Educación Intercultural (LOEI). Medidas de prevención específicas para enfrentar nuevas realidades como el abuso a menores, violencia, drogas, bullying son temas de alta preocupación.

Para la asambleísta Noralma Zambrano, es trascendental el involucramiento de los padres de familia en la gestión del sistema educativo, especialmente en el día a día de los centros educativos, tomando en cuenta que padre, madre o apoderados son el primer mediador en el espacio de interaprendizaje.

Los padres, madres y apoderados tienen la oportunidad de comprender que los estudiantes aprenden de primera fuente en el hogar, mientras las unidades escolares lo que hacen es coadyuvar en la tarea inicial de los progenitores. Hay temas claves como la convivencia pacífica, la prevención de riesgos, la formación en derechos donde confluyen todos los actores del sistema, precisó.

Dijo que la inclusión de las personas con discapacidad en el sistema educativo no solo es cuestión de una normativa legal, sino de políticas públicas claras y fundamentalmente de recursos, que permitan preparar a docentes especializados, mejorar la infraestructura de los centros, entre otros aspectos.

Prevención

Mientras, Augusto Espinosa recordó que es una obligación del Estado, dispuesta en la Constitución, incrementar el presupuesto anual hasta llegar al 6 % del Producto Interno Bruto (PIB) para la educación, garantizando así derechos de niños, jóvenes y adolescentes.

Comentó que uno de los problemas que enfrenta la educación en Ecuador y el mundo es la violencia a los jóvenes, que tiene distintas manifestaciones. Lo que tenemos que hacer es diseñar una política de Estado que ponga énfasis en la prevención mediante la capacitación y formación del personal que está a cargo de menores y de la familia.