lunes, noviembre 20, 2017
Home > Asamblea Nacional > Primer debate de ley para prevenir y erradicar la violencia contra las mujeres

Primer debate de ley para prevenir y erradicar la violencia contra las mujeres

La violencia contra las mujeres se ha incrustado por todos lados y de diferente manera. A muchas las ha alcanzado, incluso, con la muerte; a otras las deja con secuelas para el resto de su vida. En su paso, se lleva la felicidad de niños y otros familiares. En el primer semestre de este año 75 mujeres fueron asesinadas por razones de género, mientras que 85 niñas y niños quedaron en la orfandad.

Estos datos encendieron la luz naranja en la Asamblea Nacional de Ecuador. El Legislativo, como respuesta inmediata, se pronunció en contra de todo tipo de violencia y conformó una comisión para que estudie un proyecto de ley que permita prevenir y erradicar este mal. “Ni una menos”, pide la sociedad.

Setenta días pasaron y la propuesta se presentó hoy, 9 de noviembre de 2017, en el Pleno para primer debate. La Comisión unificó una iniciativa del Ejecutivo y otra del Grupo Parlamentario por los Derechos de las Mujeres. De esa fusión nació el proyecto de Ley para la Prevención y Erradicación de la Violencia contra las Mujeres, que fue analizado con instituciones públicas, sociedad civil, organizaciones, organismos internacionales y otros actores.

¿Cuál es el resultado? Según el asambleísta Cristóbal Lloret, vicepresidente de la Comisión Ocasional, que presentó el informe para debate en el Pleno con la propuesta, catorce instituciones del Estado se articularán para ejecutar acciones coordinadas que permitan, por un lado, prevenir la violencia y, por otro, atender, proteger y reparar a las víctimas.

Las entidades conformarán un Sistema que deberá encargarse de poner candado a siete tipos de violencia, en los ámbitos público y privado. No solo se ocupará de la violencia física, psicológica y sexual, los tipos mayormente conocidos, sino que incluye también la violencia simbólica, económica, política y gineco-obstétrica. De todas ellas han sido víctimas las mujeres y las estadísticas así lo demuestran.

En Ecuador alrededor del 60 % de mujeres ha vivido algún tipo de violencia de género. De ese porcentaje, la violencia psicológica ha agredido al 53,9 % de mujeres, la violencia física al 38 %, la patrimonial 16,7 % y la violencia sexual 25,7 %, según el Instituto de Estadísticas y Censos (INEC).

En ese mismo estudio se demuestra que la violencia no ha distinguido área, autoidentificación étnica, nivel de instrucción, edad ni estado conyugal. El peligro está en todas partes.

De ahí que el sujeto de protección de la norma es la mujer, en todo el ciclo de su vida y en toda su diversidad, con un enfoque intergeneracional, integral, intercultural, de género y de derechos humanos. En definitiva, permite ver a las mujeres como sujetos de derecho y ciudadanas empoderadas, con el propósito de combatir la desigualdad estructural.

Para ONU Mujeres, con este cuerpo legal, Ecuador trata una norma de segunda generación, porque identifica y profundiza en las causas estructurales de la violencia de género. Además, porque define las diferentes formas que adquiere la violencia y establece medidas de prevención y sanción, asistencia y protección, así como programas de restitución de derechos.